babilonias travel
«Viajé mucho. Siempre he evitado las rutas oficiales, los palacios, las figuras importantes (...) prefería subirme a camiones encontrados por casualidad, recorrer el desierto con los nómadas y ser huésped de los campesinos de la sabana tropical», Ryszard Kapuscinski en "Ébano"
Bárbara M. Díez
Editora y diseñadora de Babilonia’s Travel. Madrileña de nacimiento (1980) y enamorada de Barcelona (2013). En 2004, a su formación y experiencia como periodista, se une la infografía y el diseño ya que es en el periódico El Mundo, en elEconomista y en Negocio donde le enseñan a unir las letras al diseño, para después incorporarse a la redacción de revistas como Altaïr, Fleet People… y cofundar la primera asociación de bloggers de viajes de Barcelona (2013). Después de más de 40 países visitados sabe que lo que importa son las personas y no coleccionar lugares ni fotos en un disco duro. Amante de la palabra «viajar» y vitalista. Curiosea y socializa con todo aquel que se le cruza en el camino para narrar y diseñar una buena historia.
Alexis Diaz Pimienta

Les voy a confesar. Desde que he vuelto a recopilar toda la información, las fotografías y los audios de este reportaje, mis pies no paran de moverse debajo de la mesa.

Y es que la música cubana de una u otra manera está muy ligada históricamente a la cultura y a los géneros musicales españoles. Es el caso del repentismo cubano, el arte de improvisar una letra/poesía con o sin música de fondo. «Los primeros documentos del repentismo cubano son del siglo XVIII con un origen canario y andaluz, y un mestizaje también con la raíz negra de los africanos», nos explica Alexis Díaz Pimienta, escritor, investigador, docente y propulsor del repentismo como patrimonio cubano a nivel internacional durante la última década.

El profesor cubano es el único que se ha dedicado, desde que fundó en el año 2000 la cátedra de improvisación en Cuba, a sacar el punto cubano —la improvisación, la guajira, el repentismo— de ese perfil social que parecía tener siempre vinculado a la calle. «Hoy es una tradición muy viva y la radio y la televisión cubana siempre lo mantienen ahí, en realidad yo soy sólo una pieza mas dentro de ese puzzle», nos remarca un Alexis algo tímido, vestido de blanco de arriba a abajo y esperando que comience la función de esta noche en la sala de espectáculos Tinta Roja de Barcelona.

tonta roja

Alexis Díaz Pimienta durante la entrevista, en el bar de Tinta Roja, antesala del escenario

De la calle a la herramienta creativa

La evolución del arte de improvisar, una práctica bastante habitual en Latinoamérica y no exclusiva de Cuba, a lo largo de estos siglos ha sido un misterio ya que en la mayoría de los casos se realizaba en la calle y no se sabía con exactitud (a falta de estudios estadísticos) su desarrollo.

En el caso de la isla caribeña, sobre todo desde Matanzas hasta La Habana «la guajira se oye en todo el país, más en el área occidental ya que son las provincias con raíz canaria y andaluza», señala el artista, «siempre ha tenido una importancia en el imaginario popular, es un movimiento muy presente, desde los más niños, hasta los más ancianos y Cuba lo sabe, por ello siempre se ha oído el punto en la televisión y en la radio».

Desde que Pimienta quiso profesionalizar este sector llevando a cabo su cátedra, hoy muchos alumnos suyos son reconocidos repentistas profesionales que se dedican a la improvisación, pero también otros son escritores con premios internacionales y «con grandes trayectorias académicas», nos asegura.

Y es que el arte de la improvisación no es sólo una herramienta social, como un ocio callejero que se llena —en algunas ocasiones— de denuncia política y social del país, y de piropos al género femenino, sino que también «es una ganancia comunicativa que da las herramientas de creatividad necesarias para un vocabulario y un campo semántico muy rico».

repentistas

El repentismo como arte vivo

Y como todo arte, tiene su técnica. El profesor del punto cubano tiene la suya, no hay misterio, «a mis alumnos les digo siempre lo mismo, tenéis que practicar mucho para poder improvisar bien y conseguir esa complicidad con el público que en otras artes escénicas se ha perdido».

La ejecución del punto se reduce a improvisar la décima, esto eso, la estrofa de origen andaluz constituida por 10 versos octosílabos siguiendo esta estructura de rima: ABBAACCDDC. A veces, a esta simplicidad aparente se le une la sinergia generada con el público. Éste, bajo petición, lanza palabras al azar que los repentistas toman para incorporar a sus versos.

Escuchen, cada repentista utiliza las palabras para crear su propio poema. Encuentren Laia, primerizo, viajante, playa, juicio, La Haya, cayuco…

Piropo guajiro

Pero el punto cubano ha tenido una revolución desde los años 40 del siglo XX. «El indio Naborí en esa época lo revolucionó creando una improvisación filo-literaria poética en donde destaca más el texto, hay un antes y un después, y en la etapa postnaborí es donde estamos nosotros», argumenta el profesor.

Jesús Orta, más conocido como indio Naborí, fue una figura muy importante y mediática en la década de los años cuarenta en Cuba ya que representaba esta poesía improvisada a través de la televisión. Hoy, el punto, el guajiro, sigue evolucionando adaptándose a la cultura del pueblo, a los acontecimientos, a los temas nuevos que surgen como el futuro de la isla.

Alexis es tajante ante el hecho del cambio en las relaciones con Estados Unidos, «Cuba puede cambiar en cualquier sentido político, pero la improvisación seguirá evolucionando con el pueblo y su arte más vivo». Así esperamos, porque oído y visto no deja de llenarnos de alegría el corazón, los pies y el alma, como casi todo lo que emana del pueblo cubano.

El compositor y músico Jorge Drexler —«un enamorado de la improvisación», apostilla Pimienta corriendo hacia el camerino antes de la actuación— lo resumió de manera muy clara: «es lo más asombroso que he visto hacer a un cerebro humano».


repentistas

Les dejamos estos audios (más abajo) del espectáculo que Alexis Díaz y sus compañeros Yunet López y Héctor Gutiérrez ofrecieron en Tinta Roja. Yunet comenzó a improvisar a la edad de 12 años, hoy es periodista y «con la historia de la décima reconstruyo la historia de Cuba».  Héctor reconoce que «el poeta tiene que nacer contigo: 70% de la cuna y el 30% en la práctica».

repentistas-cubanos_ilustracion

Presten atención porque, aunque de origen es improvisado, hay unas cuantas frases que les harán reflexionar. Nosotros nos quedamos con esta, a ver si la oyen: «La poesía es el pan que el corazón alimenta».

Nuestro ilustrador aprovechó la velada para hacer un retrato rápido del evento y, así, puedan hacerse una idea del espacio mientras escuchan el punto cubano. ©Carlos García Rubio 


Punto guajiro
La Rumba
Romeo y Julieta

Además, pueden descubrir más sobre el repentismo visualizando el documental «Shakespeare en La Habana» del cantautor italiano David Riondino, productor del espectáculo que gira alrededor de Alexis Díaz Pimienta:


 

Bárbara M. Díez
Editora y diseñadora de Babilonia’s Travel. Madrileña de nacimiento (1980) y enamorada de Barcelona (2013). En 2004, a su formación y experiencia como periodista, se une la infografía y el diseño ya que es en el periódico El Mundo, en elEconomista y en Negocio donde le enseñan a unir las letras al diseño, para después incorporarse a la redacción de revistas como Altaïr, Fleet People… y cofundar la primera asociación de bloggers de viajes de Barcelona (2013). Después de más de 40 países visitados sabe que lo que importa son las personas y no coleccionar lugares ni fotos en un disco duro. Amante de la palabra «viajar» y vitalista. Curiosea y socializa con todo aquel que se le cruza en el camino para narrar y diseñar una buena historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por no copiar y respetar los derechos de autor
Search