babilonias travel
«Viajé mucho. Siempre he evitado las rutas oficiales, los palacios, las figuras importantes (...) prefería subirme a camiones encontrados por casualidad, recorrer el desierto con los nómadas y ser huésped de los campesinos de la sabana tropical», Ryszard Kapuscinski en "Ébano"
Bárbara M. Díez

Editora y diseñadora de Babilonia’s Travel. Madrileña de nacimiento (1980) y enamorada de Barcelona (2013). En 2004, a su formación y experiencia como periodista, se une la infografía y el diseño ya que es en el periódico El Mundo, en elEconomista y en Negocio donde le enseñan a unir las letras al diseño, para después incorporarse a la redacción de revistas como Altaïr, Fleet People… y cofundar la primera asociación de bloggers de viajes de Barcelona (2013). Después de más de 40 países visitados sabe que lo que importa son las personas y no coleccionar lugares ni fotos en un disco duro. Amante de la palabra «viajar» y vitalista. Curiosea y socializa con todo aquel que se le cruza en el camino para narrar y diseñar una buena historia.

Drivy

Con la colaboración de:drivy

Vaya torito, ay, torito bravo. Tiene botines, y no va descalzo… Así suena la banda sonora de nuestro domingo dominguero que nos hemos preparado. Estamos tirando del starter para arrancar sin que se cale nuestro coche, pisando a tope el freno sin ABS y enfundándonos unos cinturones homologados pero que no nos salvarían, hoy, de un mínimo choque. ¿Dónde nos hemos metido?

Conducimos un Seat 600 de principios de los años 70, de 21,5 CV y con un máximo de 95 km/h. «Bueno, en realidad puedes llegar a alcanzar 110km/h pero si tienes que frenar, no lleva frenos ABS», nos confirma Rafael, dueño del vehículo vintage que acabamos de alquilar por un día a través de Drivy, la plataforma francesa digital de rent a car entre particulares. Ahora también trabajan con algunas flotas y empresas como la de Trip Troop, que dirige Rafael, así que decidimos probar.

Drivy es como dejar el coche a tu amigo

«Es el primer alquiler que hago, ¿sabes?, a ver cómo funciona esto», nos confiesa Rafael mientras se pelea un poco con su smartphone y la app de Drivy. Hace unos días nosotros habíamos efectuado la reserva a través de la página web de Drivy. Queríamos ir a Sitges en un coche antiguo y las opciones con otras empresas para un día eran realmente caras.

El día de la reserva acordada nos citamos con el dueño en un punto que nos vino bien, como quedar con amigos, y… «¡Ya está!, mira firma aquí con el dedo». Y en unos minutos el proceso del alquiler se hace efectivo. Simplemente. Hacemos las fotos de reconocimiento de posibles golpes de chapa del vehículo y listo.

Pasos con Drivy para el alquiler del coche (emails recibidos)

«Toma las llaves y te explico un poco como funciona»… ¿cómo funciona?, pero si es un coche…

Nuestro Seat 600 —ahora ya es oficialmente nuestro por un día y totalmente asegurado para el propietario— está a los pies de la Sagrada Familia (Barcelona), esperando a ser conducido. En verdad tenemos muchas ganas aunque existe un canguele importante. ¡Es un coche de hace casi 50 años! con todo lo que conlleva… otra forma de conducción, menos tecnología, etc.

Conducción años 70 versus siglo XXI

Para empezar arrancamos pisando el embrague y acelerando, con el starter hacia arriba (término que nos recuerda a nuestra niñez cuando oíamos al mecánico decir a nuestros padres «tira del starter para que no se cale»), y ahora el 600 está vivo. Oímos el motor que está en el maletero. «Cuidado con la temperatura ya que el modelo antiguo se calentaba, aquí hemos cambiado el radiador para que no suceda», nos explica mientras nos abre el portón trasero.

Logo Seat 600
Logo-seat-600
Radiador-set-600
Intermitente
Frontal-seat-600
Manillar-puerta-seat-600
Ventanilla
Llanta-seat-600
Antirobo-seat-600
Apertura-puerta
Interior-seat-600-2
Palanca-de-cambios-seat-600
Volante-y-velocimetro
Temperatura-seat-600
Volante
Motor Seat 600
Volante-y-ventana
Interior-seat-600
Logo Seat 600 Radiador Set 600 Intermitente Frontal Seat 600 Manillar Puerta Seat 600 Olvídate Del Aire Acondicionado... Abre La Ventanilla! Llanta Seat 600 Sí, El Seat 600 Tenía Antirrobo, Bueno, Fue En Los Modelos Más Avanzados. Se Cambió De Lugar El Encendido Debajo Del Volante. Apertura Puerta Interior Seat 600 2 Palanca De Cambios Seat 600 Volante Y Velocimetro Temperatura Seat 600 Volante Motor Seat 600 Volante Y Ventana Interior Seat 600

Posición de las luces, palanca de cambios, volante fino de baquelita (la primera sustancia plástica totalmente sintética,​ creada en 1907) a juego de nuestro rojo Seat 600 y rojo Babilonia’s Travel, y la radio, aquí no hay mp3, conexiones USB, wifi… Tenemos unas cuantas cintas de radiocasete con lo más destacado de los años 60 y 70 (Abba, El Fary, Los Brincos, Fórmula V…). Ahora sí. Estamos listos. Nos vamos a Sitges con la banda sonora de fondo. Ya somos domingueros años 70.


Pronto nos damos cuenta de que manejar hoy un coche de hace más de 50 años por nuestras carreteras es todo una hazaña. Para empezar no tienes la misma seguridad que los tanques que pasan a tu lado. Un golpe pequeño de uno de ellos puede sacarte de la carretera. Así tomamos precaución. Salimos de la autovía desde Gavà y decidimos ir por las curvas del Garraf que es una carretera de doble sentido, más tranquila y en donde podemos disfrutar del paisaje.

El resto de coches tampoco lo hacen fácil. Nos adelantan porque vamos a 60 km/h (o menos) y a veces si paramos por una pequeña caravana el coche no tiene el mismo reprís y arranque que uno de 2017. Es domingo, pero muchos no se relajan y se ponen nerviosos si no arrancas al segundo 1 en un semáforo en rojo.

Por suerte, la gran mayoría o se quedan mirando la reliquia que llevamos hoy entre nuestras manos o nos pitan al pasar a modo de saludo. En verdad es una gozada poder conducir hoy este Seat 600 por poco dinero, aunque suframos un poco metiendo las marchas, frenando y… aparcando… ¿Alguna vez cogiste un coche con dirección resistida, no asistida? Te invitamos a probarlo. Los gimnasios perderían socios seguro…

Lo mejor es encontrar hueco con este coche pequeño, a la primera y en sombra en un Sitges repleto de turistas un domingo. Subimos las lunas de manera manual, el único retrovisor a la izquierda se queda sin plegar —es muy pequeño—, cerramos con llave las dos puertas, y a sacamos nuestra sombrilla y tartera con la comida de los asientos de atrás. En el maletero no cabía nuestro parasol… ¡qué tierno! Plantamos nuestra toalla en la arena y comemos. Ya nos sentimos como unos domingueros de los años 70 que han viajado al futuro, eso sí, con nuestro smartphone en el bolsillo para avisar a Rafael cuando devolvamos el 600 con la app de Drivy… y ¡apaga la radio que nos la hemos dejado encendida con el Fary…!


© FOTOGRAFÍAS E ILUSTRACIÓN DE CABECERA: Carlos García Rubio


Agradecer también la colaboración prestada para la elaboración de este reportaje de:

Bárbara M. Díez

Editora y diseñadora de Babilonia’s Travel. Madrileña de nacimiento (1980) y enamorada de Barcelona (2013). En 2004, a su formación y experiencia como periodista, se une la infografía y el diseño ya que es en el periódico El Mundo, en elEconomista y en Negocio donde le enseñan a unir las letras al diseño, para después incorporarse a la redacción de revistas como Altaïr, Fleet People… y cofundar la primera asociación de bloggers de viajes de Barcelona (2013). Después de más de 40 países visitados sabe que lo que importa son las personas y no coleccionar lugares ni fotos en un disco duro. Amante de la palabra «viajar» y vitalista. Curiosea y socializa con todo aquel que se le cruza en el camino para narrar y diseñar una buena historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search