babilonias travel viaje
«Viajé mucho. Siempre he evitado las rutas oficiales, los palacios, las figuras importantes (...) prefería subirme a camiones encontrados por casualidad, recorrer el desierto con los nómadas y ser huésped de los campesinos de la sabana tropical», Ryszard Kapuscinski en "Ébano"
Babilonia's Travel
Diseñamos reportajes de geoperiodismo y arte en el viaje de la vida. No sólo es el contenido (texto, fotografía…), sino también es de igual importante el continente (diseño, ilustración, infografía, maquetación…). Decía Steve Jobs: «la mayoría de las personas piensan que el diseño es una capa, una simple decoración. Para mí, nada es más importante en el futuro que el diseño. El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre.»
Gambia

Dicen que septiembre es el mes del ‘bajón’ por el fin de las vacaciones, la vuelta al trabajo (aunque hoy sería de alegría para los afortunados que siguen conservando su puesto), los gastos sin control por la ‘rentrée’, la vuelta al ‘cole’, los pagos de las tarjetas que hemos utilizado en nuestras vacaciones… en fin… Sin embargo, no quería que este ‘post’ se llenara de esa energía no tan positiva que puede provocar este mes. Así que he preferido empezar esta nueva temporada con un lugar que transmite paz, mucha energía y vitalidad: el campamento de Jang Jang Bureh en Gambia (África).

Dicho de esta forma puede parecer la típica imagen de camping (tiendas, caravanas…), pero estamos en África, todo aquí es diferente…

Gambia

Lo primero que llama la atención es su enclave. En medio del río Gambia, casi al final del pequeño país africano, frente a la antigua isla/ciudad denominada por los ingleses Georgetown –hoy Jang Jang Bureh-. Todo lo que le rodea es selva, pura, pocos hombres han pisado allí y la naturaleza crece y crece.

Gambia

Lo ideal es llegar al campamento en barco río arriba, atardeciendo o de noche –así de paso ves cómo se pone el sol africano en el río-. Como luz sólo hay antorchas y quinqués, y, evidentemente, no ves más allá de tus narices. Pero no hay que tener miedo, simplemente verlo como una oportunidad de misterio generado, resuelto con el amanecer del día siguiente

Posee unas 27 habitaciones/cabañas redondas de adobe (individual, dobles y triples) con tejado de palmera, baño –sin agua caliente, aquí es un lujo– y mosquitera para la noche. Sí, porque hay mosquitos, lo dudabas? estas en medio de la selva africana: mosquitos, ranas, grillos, insectos, camaleones, grandes lagartos (varanos), murciélagos… todo eso por la noche y todos ‘cantando’ a la vez. Quién dijo que la selva era silenciosa… pero el cansancio puede con todo y después de acondicionarte en tu cabañita, aprender a vivir con lo básico -aunque no está de más rociarla de Relec, el famoso repelente de insectos maláricos- duermes, duermes hasta que el canto del gallo te despierta.

Si la noche aquí es toda una experiencia vital, el amanecer no iba a ser menos. Nada más salir nos encontramos rodeados de una frondosa naturaleza en donde los pájaros y los monos son los dueños de todo. Cuidado con el desayuno!! pero no hay que preocuparse que no se corre ningún peligro.

mosquitos, ranas, grillos, insectos, camaleones, grandes lagartos (varanos), murciélagos… todo eso por la noche y todos ‘cantando’ a la vez. Quién dijo que la selva era silenciosa…

El campamento ofrece varios itinerarios durante el día, puedes ir a visitar el parque Kunkilling (como a una hora en barca), provistos de un gorro y un machete, eso sí, ya que no hay camino trazado… O visitar el pueblo de Jang Jang Bureh, donde los niños te pedirán desde un balón para poder jugar al fútbol o simplemente un intercambio de emails para contactar o lo que se tercie… (ya dedicaré otro ‘post’ a este pueblo por toda la historia de esclavitud que tiene, aunque no se visita mucho, pero aquí está el encanto). También cabe la posibilidad de conocer una aldea cercana con gente más que encantadora.

Mercado Gambia

Mercado

A la vuelta de todas las actividades nos espera un lugar mágico antes de cenar. Ver allí el atardecer es uno de los mejores regalos que te puede dar Gambia.

Piensas en toda la gente que has conocido o que te has encontrado por el camino en ese día, cómo viven, cómo están, su día a día, estas en un lugar en donde todo lo que se oye es puro, natural, no hay grandes preocupaciones… Respiras hondo el aire limpio y sabes que ese momento es tuyo, y que un trocito de África permanecerá en ti para siempre.


Nota: No me gusta hablar nunca de dinero, pero para quien quiera hacerse una idea de precios… Una doble ronda los 500 dalasis/noche, unos 12 euros aprox.

PD: Si te gusta leer o echarte la siesta, una recomendación… tiéndete en la hamaca que hay detrás de una de las cabañas, y relájate. Mira al cielo, mira a tu alrededor, todo verde, tranquilo, los pájaros vuelan a su parecer, la madre naturaleza te vigila… cierra los ojos y déjate llevar…

Gambia

©Todas las fotografías pertenecen a Babilonia’s Travel.

Babilonia's Travel
Diseñamos reportajes de geoperiodismo y arte en el viaje de la vida. No sólo es el contenido (texto, fotografía…), sino también es de igual importante el continente (diseño, ilustración, infografía, maquetación…). Decía Steve Jobs: «la mayoría de las personas piensan que el diseño es una capa, una simple decoración. Para mí, nada es más importante en el futuro que el diseño. El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre.»

This Post Has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por no copiar y respetar los derechos de autor
Search