Conoce el mundo a través de las historias de las personas. Diseñamos reportajes de geoperiodismo y arte (con ilustraciones e infografías) en el viaje de la vida.

«Ilustramos historias de vida»

Bárbara M. Díez
Editora y diseñadora de Babilonia’s Travel. Madrileña de nacimiento (1980) y enamorada de Barcelona (2013). En 2004, a su formación y experiencia como periodista, se une la infografía y el diseño ya que es en el periódico El Mundo, en elEconomista y en Negocio donde le enseñan a unir las letras al diseño, para después incorporarse a la redacción de revistas nacionales como Altaïr, Fleet People… Después de más de 40 países visitados sabe que lo que importa son las personas y no coleccionar lugares ni fotos en un disco duro. Amante de la palabra «viajar» y, por encima de todo, vitalista. Curiosea y sociabiliza con todo aquel que se le cruza en el camino para narrar y diseñar una buena historia.
Rocallaura

«¿Saben lo que nos inyectan por vía intravenosa nada más entrar en un hospital?»

Con esta pregunta nos recibe Josep Vilanova, promotor y heredero del complejo Balneario Rocallaura en la provincia de Lleida. Un edificio de estilo afrancesado y reconstruido sobre un antigua masía-balneario de principios del siglo XX. «Mi bisabuelo tenía estos terrenos y un día descubrió una fuente de la que emanaba agua mineromedicinal», nos explica Josep, muy enérgico y sin dejar de mirar una pizarra donde ha apuntado unos datos que repite a todo aquel que se acerca a sus instalaciones.

Rocallaura, Josep Vilanova

El Balneario de Rocallaura está emplazado en un pequeño valle rodeado de naturaleza

El lugar, alejado de cualquier carretera principal y «con pocos carteles que lo anuncien», se queja, está rodeado de unos sedimentos llenos de minerales que se filtran con el agua de lluvia. La familia de Vilanova supo de estas características «irreproducibles», según el promotor, y en 1909 consiguió la autorización para poder venderla y comercializarla hasta hoy.

En la galería, diferentes anuncios de la época

«La gente de los pueblos de alrededor venía hasta aquí para llenar sus botellas o bañarse en sus aguas ya que tiene propiedades muy beneficiosas para eliminar cálculos en el riñón, hidrata el cuerpo y también evita las aguajetas», nos relata, «haciendo innecesario los preparados para deportistas», según Vilanova.

Rocallaura

La puerta del manantial, hoy cerrada bajo llave

Rocallaura

Cojamos cualquier etiqueta de agua embotellada que tengamos a mano. Leemos y comparamos:

rocallaura

Efectivamente, la mayor parte de las aguas que nos encontramos en el mercado poseen una cantidad de residuo seco —al igual que otros elementos— mucho menor a los más de 1.200 que revela el líquido de la provincia catalana.

¿Es mejor, es peor?

Que un agua contenga más residuo seco significa que «aporta más minerales que un líquido que tiene menos», según el heredero de Rocallaura, al igual que el factor de alcalinidad que «ayuda a que las células del cuerpo no se vuelvan ácidas y generen enfermedades».

Preguntamos a un profesional de la medicina holística (que por motivos profesionales decide mantenerse en el anonimato) y nos revela que, efectivamente, lo ideal es tener un cuerpo alcalino, que no sea ácido, y para ello influyen los alimentos que ingerimos, cuanto menos procesados, mejor. Basta con consultar las páginas sobre alcalinidad para darnos cuenta de ello.

Además, aparte del Ph, también son importantes los demás elementos. Miramos: calcio, magnesio, sodio, y dos más que no vemos en el resto de aguas: el litio y el estroncio. De este último no conocemos nada, salvo que era un elemento en la dieta de los gladiadores. Leemos:

El estroncio es un metal blando de color plateado brillante, algo maleable, también alcalinotérreo, que rápidamente se oxida en presencia de aire adquiriendo un tono amarillento por la formación de óxido, por lo que debe conservarse sumergido en parafina. El cuerpo humano absorbe estroncio como si fuese calcio. Debido a su similitud química, las formas estables del estroncio pudieran no constituir una amenaza significativa para la salud – de hecho, los niveles encontrados en la naturaleza pueden ser beneficiosos.

El análisis práctico de Rocallaura

En la actualidad, tenemos dos maneras de probar este agua rica en minerales: bebiéndola o a través de baños en las instalaciones. Decidimos probar las dos maneras.

En la galería, la evolución de los diferentes envases 

Josep ha remodelado el edificio en un balneario en donde se puede tanto tomar el agua en botella o directamente del manantial, como bañarse en ella en las piscinas habilitadas en el interior del hotel. El sabor es duro, muy duro, como si tomáramos un agua con un tacto sólido; el baño es apetecible, aunque después de media hora inmersos en el líquido del milagro no paramos de ir al baño, será por qué los minerales ya están haciendo amistad con nuestro riñón para ponerle a prueba.

Comprobado, al menos a nivel de micción, funciona.

Bárbara M. Díez
Editora y diseñadora de Babilonia’s Travel. Madrileña de nacimiento (1980) y enamorada de Barcelona (2013). En 2004, a su formación y experiencia como periodista, se une la infografía y el diseño ya que es en el periódico El Mundo, en elEconomista y en Negocio donde le enseñan a unir las letras al diseño, para después incorporarse a la redacción de revistas nacionales como Altaïr, Fleet People… Después de más de 40 países visitados sabe que lo que importa son las personas y no coleccionar lugares ni fotos en un disco duro. Amante de la palabra «viajar» y, por encima de todo, vitalista. Curiosea y sociabiliza con todo aquel que se le cruza en el camino para narrar y diseñar una buena historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por no copiar y respetar los derechos de autor
Search