Saltear al contenido principal
Penes En Barcelona, Exposiciones De Arte Curiosas

Penes en medio del barrio Gótico de Barcelona para “hacer algo divertido”. Así lo define Jorge Egea, escultor y ex-profesor de esta especialidad de arte en la Universitat De Barcelona. “El galerista me comentó que quería algo que encajara en su espacio, pero que sirviera para divertirse”, añade, y vaya si lo consiguió.

plato

plato-fresas

Y es que en pleno centro de la ciudad condal, en la La Basílica Galería (una de las galerías más curiosas de la urbe, donde puedes encontrar desde collares hechos de cucarachas de plástico, pendientes realizados con pequeños botes de Cola-Cao y un sinfín de objetos rocambolescos –a la par que de colección y exclusivos–) desde el 29 de abril hasta finales de mayo de 2014 puedes pasarte para presenciar una exposición de falos elaborados en cerámica. “Este material es muy adecuado para esta colección”, nos explica el escultor.

Platos decorados con penes

Moldes

Los únicos de la colección realizados a partir de moldes

Jorge Egea comienza su nueva exhibición que “sale de la estética Egea” más conservadora y clásica, como detalla el artista de origen zaragozano. Si bien su origen partió de unos moldes –algo con lo que el escultor no está del todo conforme, según nos declara, dado el realismo del resultado–, la nueva exposición está creada “con un modelado de piezas como las esculturas que hago, no hay más moldes”, aclara Egea, “y unos platos decorados con un pene“.

Además, si te acercas, encontrarás alguna escultura más del artista y una corona de laureles que alude a la tiara que porta el dios Apolo. Que nadie piense otra cosa, “ya han venido a preguntarme unas señoras si aquello era un clítoris, no todo está tematizado”, agrega con un tono divertido Egea.

No te diremos cuál es para que lo averigües cuando visites la expo, eso sí, prepárate ya que todo aquel que asiste se lleva la foto de rigor. A saber:

Colgante

Babilonia's Travel

Preferimos observar el contexto, captar instantáneas con el alma a través de una buena conversación que no con un teleobjetivo, elevamos el arte al nivel cultural que se merece en detrimento de la fotografía, y encontramos historias que suceden rápido pero que hay que entender. De este modo la experiencia se queda más dentro, se añade a tu currículum de vida, y tiene más valor espiritual que contar los países visitados. Si como añadido a esta línea de viaje le sumamos aquello con lo que trabajamos siempre, la infografía y la ilustración, resulta un viaje con un toque interpretativo añadido extra. Diferente a lo convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba