Saltear al contenido principal
vaca

CON LA COLABORACIÓN DE:

En São Miguel hay algo en el ambiente que te hace entender que estás completamente en el epicentro de un gran océano, de la ruta que siguen las ballenas de un hemisferio a otro, y de una falla. Famosos son sus pequeños temblores con los que su población está más que acostumbrada, aunque de hecho puede ser esta peculiaridad —su origen volcánico— lo que crea paisajes realmente inimaginables con más de 30 lagos, volcanes y  grutas muy cuidados.

Una atmósfera un tanto peculiar pero que hacen de ella muy fresca, de ahí que en la mayoría de las guías se le llame La Isla Verde. Nosotros añadimos: y el Edén perfecto.

© Ilustración cabecera: Carlos García Rubio

Volver arriba
×Close search
Buscar