Saltear al contenido principal
¿El Fin Del Periodismo Profesional? #díadelperiodista

Hoy, 24 de enero, es el #díadelperiodista y no he podido contenerme después de FITUR. Puede que tras  este contenido, muchos de los que leen esta reflexión dejen de leer esta web, puede que muchos de los que nos miraban de reojo, ahora ni nos miren, y puede que muchas de las empresas que están al lado de los llamados influencers piensen que no tenemos millones de seguidores en las redes sociales y que por eso pataleamos.

Sinceramente. Nos da igual. Sólo creemos en el trabajo bien hecho y en la profesión. Prácticamente ni miramos las cantidades de seguidores, ni las estadísticas, ni el SEO 100%, ni dar un titular mejor que otro… escribimos, dibujamos, entrevistamos… porque nos gusta nuestra profesión y siempre hemos pensado que lo mejor para ir con la cabeza alta es hacer un buen trabajo y serio.

600 bloggers de turismo en FITUR 2017

Estos días recibimos una nota de prensa sobre las cifras de FITUR. No nos lo creíamos. Sólo este año se habían acreditado casi 600 bloggers de turismo, cuando hace unos años en el sector éramos unos 100. Lo mejor de todo es que de esos 600, cuántos sobrevivirán? cuántos piden viajes gratis a las oficinas de turismo teniendo su propio trabajo fuera del blog? cuántos piensan que yendo a un encuentro hay que beber hasta perder la noción y comer hasta que se acaben las existencias? cuántos son profesionales? cuántos quitan trabajo a los que realmente se quieren dedicar a esto y no a viajar sólo gratis? cuántos aman la profesión de periodista? cuántos son periodistas? cuántos han trabajado en medios?

Está claro que no todo periodista es bueno, y hay gente con blogs sin ser periodistas que son muy buenos… pero oyendo los comentarios, tanto de las empresas como de las oficinas de turismo en los stand de FITUR, nos quedamos con una frase: «la mayoría le echan mucho morro», palabras textuales de más de uno de los profesionales en la feria.

La contradicción viene cuando estas empresas saben lo que hay, en la mayoría, pero aún así su márketing se basa principalmente en convidar a bloggers a blogtrips a lo loco porque «hay que crear audiencia en las redes, ser trending topic», nos agrega otro profesional de la feria en Madrid. ¿Y el retorno de la inversión?, nos preguntamos. Da igual, lo que importa es estar en las redes sociales, «preferimos cantidad a calidad», añaden. Increíble. Algo parecido a un cara anchoa, con millones de seguidores hasta que se ve lo que hay detrás, si no hubiera sucedido el incidente, todavía este señor seguiría haciendo caja en YouTube. Genial.

Canaperos vs. profesionales

Viendo esta situación entran ganas de tirar todo por la borda y dejarlo. Da pena ver cómo la profesión se degrada gracias a los bloggers canaperos y a los no profesionales. Pero no, nosotros seguiremos nuestro camino.

bloguero canapero

Casi 15 años trabajando en medios de comunicación y en el mundo del arte. Sabiendo lo que es una rueda de prensa y sabiendo lo que es preguntar, sin tener miedo a que no nos conviden a éste u otro destino. Cenas, comidas, desayunos de prensa pero con dignidad, no como si no hubiéremos comido en años. Haciendo networking para nuestro trabajo, no colegas de copas o cervezas con nombres encriptados o motes, sino personas.

En el #díadelperiodista apoyamos la labor de la profesión, porque somos periodistas, porque sabemos lo que es viajar gratis representando a un medio de comunicación y no por tener un desplazamiento —sin más— sin pagar ni un duro porque tenemos millones de seguidores.

Señores, hay que currárselo y currárselo no significa intentar conseguir millones de seguidores, sino hacer un buen trabajo, contrastado y serio. Os podríamos decir mucho más, pero para eso están las universidades y los años de profesión, ni siquiera hacer un máster de unos meses. Porque sí, esto es un trabajo, no un ocio. El que busque un ocio y tenga su propio trabajo y sólo quiera viajar gratis, que se lo piense dos veces, al menos que no haga daño al sector. Reflexionemos si en cada uno de vuestros sectores alguien se montara un blog y ya, de repente, fuera profesional del sector sin estudios y sin experiencia. Puede que no os gustara. ¿Os imagináis que alguien se convierte en médico sólo por abrir un blog, o abogado, o arquitecto?

¿Culpa las empresas, culpa los bloggers sin profesionalidad…? no tengo aún la respuesta, sólo sé que desde aquí seguiremos nuestro camino marcado, con personalidad y diferente a los demás… al menos así nos enseñaron. ¿Nos sigues?


En la cabecera: Francia, Pyrénées-Orientales, Perpignan, Hôtel de Ville, escultura en bronce de Aristide Maillol, La Méditerranée

Esta entrada tiene 7 comentarios
  1. Queridos amigos, entiendo perfectamente vuestro cabreo. El intrusismo y la cultura de tener todo gratis está haciendo mucho daño a los profesionales de todos los sectores. No son profesionales los que, sin formación, calidad ni criterio, se venden por un viaje gratis. Pero tampoco son profesionales las empresas que se lo facilitan y entran en el juego perverso de destrozar una profesión fundamental como la de periodista.
    En el sector en que yo trabajo (startups y emprendimiento) también hay muchos emprendedores eternos que van de evento en evento porque hay comida y cervezas gratis. Eso sí, su proyecto nunca llega a materializarse.
    La suerte que tenemos, amigos de Babilonia’s Travel, es el amor por nuestra profesión, que nos hace honrarla y enriquecerla cada día. Y eso siempre termina llevando al éxito.

  2. Me conmueve ese afán, esas ganas de salirse de la corriente que impera. Me alegra que entre tanto ruido haya quien trate de encontrar cierta armonía. Yo no quisiera culpar a nadie, en tal caso apuntaría a los colegas periodistas, que, contagiados por la marabunta, se olvidan de su oficio y se convierten en usurpadores de la propia profesión. He escuchado demasiadas veces la gran excusa: “es que es lo que quiere la gente”. Ahí empieza la mentira. La “gente” es un concepto manido, una moneda de cambio, una cifra rentable, la gente es un montón de seguidores, un horizonte lleno de likes, es un rating televisivo, un share, un viaje gratis, un número, un “cuántos” y no un “cómo”. Pero el periodismo es otra cosa. Era otra cosa. El periodismo era un texto con intención, una idea que llevar a cabo, una pendiente empinada hacia la excelencia; era una vocación de perderse por el mundo, de adentrarse en selvas antes que en stands con canapés, de ir a la guerra a rescatar verdades no a las marcas para comprar mentiras. Era, ya puestos, aspirar a dejar impreso un legado de historias. Y el periodismo de viajes era el más seductor de los oficios, porque te hacía desaparecer durante un tiempo, para regresar con un pedazo del mundo entre las manos. Ahora la omnipresencia de youtubers o bloggeros se mezcla con este oficio, ya viejo y desnortado de ser periodista. Amigos de Babilonia’s Travel. Habrá que ir poco a poco despejando el camino. No desviéis el rumbo.

    1. Daniel Landa, querido colega. Se agradecen tus bellas palabras. Lo hemos hablado muchas veces y los dos estamos de acuerdo. No hay que desviar el rumbo, eso lo tenemos claro los dos. Nos costará, no nos queda duda, pero cuando miremos hacia atrás podremos sentirnos orgullosos de la senda que estamos marcando. Una vez mi abuela me dijo que en la vida era mejor seguir los valores que no los intereses económicos. En Babilonia’s Travel lo tenemos claro, la brújula sólo marca un concepto: la profesionalidad y el rigor. Gracias por tu comentario!

  3. Primero de todo, comentarte que me gusta tu revista de viajes. Es periodismo y del bueno.
    Dicho esto, quiero comentarte con que no estoy de acuerdo con varias de las afirmaciones que realizas. Básicamente, con el fondo de la cuestión a la que te refieres en el artículo (y digo artículo, porque como haces periodismo no se me ocurre decir en el post). Respecto a los bloggers de viaje te haces algunas preguntas: ¿cuantos son periodistas? ¿cuántos son profesionales? ¿cuántos quitas trabajo a los que realmente quieren trabajar en eso? Y pones como ejemplo, a bloggers que tienen su propio trabajo más allá del blog (que deben ser más del 95% de los más de los más 1000 blogs de viajes existentes en España? Y digo que no estoy de acuerdo contigo porque niego la mayor. Es decir, el bloguer de viajes no tiene porque ser periodista ni hacer periodismo de viajes. Como no lo es el youtuber. Como no es el instagramer. Como no es periodista de política ningún tuitero que tuitee sobre política. Yo creo que se trata de un medio totalmente diferente, con una manera de escribir que poco tiene que ver con el periodismo. Mientras los periodistas sigan (sigáis) pensado que los blogs de viaje son periodismo, pensaréis que los blogueros (este 95% no profesional y este 5% profesional, también) os “usurpan” el trabajo. Y yo te digo: míratelo al revés, por un momento. Si llegas a la conclusión de que el bloguerismo no es periodismo (y seguro que los has pensado alguna vez), podrías pensar que son los periodistas metidos a blogueros los que “usurpan” este trabajo a los blogueros. No se si me explico. Es decir, los blogueros no suelen ponerse a escribir en revistas de viaje. Tampoco publican en los suplementos de viajes de los periódicos. Y raramente escriben literatura viajera o salen en los programas de radio que hablen de viajes. Son otro medio, otro estilo y otra profesión (u otro hobbie para muchos de ellos). Entonces, ¿qué trabajo os quitan los blogueros a los periodistas? ¿No pueden los periodistas seguir escribiendo en revistas o haciendo programas de radio que hablen de viajes, mientras los bloguers se dedican a esta nueva “profesion” que nada tiene que ver con el periodismo, más allá de que ambos suelen escribir? Si el problema son a quien invitan o dejan invitar las OT, dejad que lo decidan ellas. Ellas hacen sus números y si invitan a una Instagramer o a un bloggero, será que les interesará. ¿Que prefieren cantidad a calidad? Supongo que cada OT es un mundo, pero es verdad que puede ser que a muchas les interese estar “en el candelero” constante de las RRSS. Pero vuelvo a la cuestión: ¿no pueden los periodistas seguir haciendo de periodistas aunque las OT inviten a un instagramer o bloguero? No le veo la relación. Si el periodisme se muere (te casi parafraseo) es porque ya casi nadie compra periódicos y cada vez menos revistas (altair o Rutas del Mundo, las 2 mejores de viajes terminaron por cerrar) no porque los blogueros hagan de blogueros.
    Un fuerte abrazo y adelante con vuestro proyecto. Es periodismo del bueno.

    1. Mil gracias por este gran comentario. Tanto nos ha llegado que le hemos dedicado esta última reflexión del año: https://babiloniastravel.com/es-periodismo-y-del-bueno-vosotros-el-mejor-regalo-de-navidad/
      Gran debate el que planteas, desde luego que nos gustaría pensar que una cosa es ser un blogger y otra un periodista, pero por desgracia muchas empresas en ocasiones no hacen esa distinción. Aún así, somos positivos, ya que el sector está empezando a cambiar, por suerte. Ojalá comentarios como el tuyo resuenen en las conciencias. Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
×Close search
Buscar