Saltear al contenido principal
Cómo Vivir Al Estilo Jack Sparrow: ‘Yo Ho, Yo Ho, Un Gran Pirata Soy…’

En algún lugar del maravilloso Mar del Caribe… se encuentra esta isla de ensueño, con más de 1.000 kilómetros de largo. Cuba, esa isla visitada a pesar de su régimen político, amado y/u odiado a la vez por muchos. La mayoría de los turistas que la pisan se quedan en el ya clásico dos noches en La Habana (la Vieja y el Vedado, con el ya mítico ‘Malecón’.. o pasarela de gente, muy curioso estar sentado un rato y ver al personal) y cuatro en Varadero, o en el mejor de los casos en algún Cayo con hoteles de lujo, aprovechando las cualidades de la isla. Sus playas de arena blanca y aguas turquesas o haciendo un poco de aventura (lanchas, snorkel, caballos, 4X4, selva, delfines, etc.)…

Pero lo mejor de vivir la verdadera Cuba, es hablar con los cubanos, saber lo que piensan de su condición política, sus costumbres… saber que la mayor parte viven en aldeas con casas muy humildes, con calles sin asfaltar y con unos sueldos que rondan los 30€ al cambio. Así, es increíble que todavía les quede humor para bailar y cantar. Lo mejor para esto, visitar los pueblos pequeños o regiones tales como Pinar del Río (con su elaboración de puros), Valle de Viñales (región donde Steven Spielberg quiso rodar su ‘Parque Jurásico’, pero por problemas con Castro no se pudo realizar)Cienfuegos o Trinidad…

¿Por qué Trinidad para ser un pirata?

A Trinidad se llega por una pequeña carretera, parece un pueblo casi fantasma, anclado en el siglo XVIII, donde todavía se siente el paso de los piratas en épocas antañas. Nos resultan familiares los hierros forjados de las ventanas para evitar los raptos de las hijas de comodoros cuando venían los piratas al pueblo.

Y destaca la bebida cachanchara (compuesta de miel, limón, aguardiente, hielo, agua) fuerte para los hombres… sus calles empedradas… sus mercados de artesanía… y, sobre todo, la gente…

Si alguna vez visitas Cuba, déjate arrastrar por ese horario cubano, no tengas prisa por nada y disfruta hablando con ellos, sólo así llegarás al alma de la isla… lo único, sé prudente, puede que te termine conquistando… aunque no al estilo colonizador, claro!…


Nota: pedimos disculpas por la calidad de las fotografías, pero es de un viaje de hace muchos años y hemos perdido las imágenes originales. No por ello queríamos que este contenido se quedara sin las instantáneas. Volveremos con la tecnología del siglo XXI 🙂 Gracias

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
×Close search
Buscar