Saltear al contenido principal

Ya lo decía la canción de The Bangles, y es que Egipto… es un país impresionante! A pesar de las revueltas que le envuelven ahora. Cuánto misterio hay detrás de todas las historias que nos cuentan o hemos leído.. Cómo hacían las pirámides, de dónde traían las piedras, cuánto tiempo tardaban en hacer lo templos… personalmente, por mucho que nos expliquen, hay tantas teorías que ninguna es la respuesta definitiva, por tanto, son todas preguntas retóricas, sin respuesta…

Eso sí, la magia que tiene Egipto, y más en concreto Abu Simbel, para nosotros, es incalculable. Recomiendo a todo aquel que visite la tierra de los faraones, que no deje de pisar esta parte sur del país un poco olvidada por los turistas que se dedican más a recorrer sólo el Nilo y El Cairo.

Cuando llegas aquí, te encuentras que, pese a que el templo original ha sido desplazado con motivo de la contrucción de la presa de Aswan (lago Nasser), para que no quedara bajo el agua.. de ahí que nos trajeran a Madrid el Templo de Debod. Pero da igual, sigue manteniendo el misticismo.

Abusimbel_copy
Abu-simbel

Dos inmensas figuras nos reciben a la entrada del templo principal, dentro, una sala grande llena de frescos, jeroglíficos y rincones todos para llevar en la retina. Incluso el sol penetra hasta el interior a determinadas horas para que los faraones allí representados consigan tener luz. Lo tenían todo más que pensado!!!

Al lado el templo de su mujer Nefertari. El entorno nos indica lo que nos falta por descubrir en el país que acabamos de llegar… la aventura está a punto de empezar…

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=BWP-AsG5DRk?wmode=transparent]

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar