Saltear al contenido principal
La Molina esquí

Estamos ya en plena temporada de nieve y todos los amantes del esquí, el snowboard o, simplemente, de disfrutar de un día en la montaña buscan ya dónde pasar los próximos fines de semana, el siguiente puente o las próximas vacaciones con los niños. Las estaciones de esquí son uno de los destinos predilectos de muchos españoles cada invierno, y afortunadamente en nuestro país contamos con muchas y muy buenas. Ideales para disfrutar en pareja, con la familia y con los amigos, para expertos y noveles, niños y mayores… Hay estaciones de esquí para todos.

Hoy vamos a hablarte de una de las más veteranas. No en vano, su primer remonte se inauguró en 1943, hace casi 80 años. Desde entonces, cientos de miles de personas han pasado por la estación de La Molina, ubicada en pleno Pirineo catalán, en la comarca de La Cerdanya, y miles han aprendido allí a esquiar.

Su veteranía y buen hacer en todos estos años es la base de un prestigio que la han convertido en sede de grandes eventos internacionales, como la Copa del Mundo de Esquí Alpino (2008), los Campeonatos del Mundo de snowboard (2011) o los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino para discapacitados (2013).

Ahora puede ser tu turno. Aún estás a tiempo de encontrar ofertas para pasar un fin de semana de esquí en La Molina con Esquiades.com.

¿Dónde está la estación de esquí de La Molina?

La estación de esquí de La Molina ocupa las laderas norte y este de la montaña de la Tosa d’Alp (a 2.536 metros de altitud sobre el nivel del mar), así como gran parte del pico Puigllançada (2.409 metros). Ubicada en la comarca de La Cerdanya (provincia de Girona y Lleida), se enclava en plenos Pirineos catalanes, y, por tanto, en el lado sur del gran macizo montañoso que separa Francia de España. De hecho, La Cerdanya se divide en l’Alta Cerdanya, que es parte de la región francesa de Occitania, y la Baixa Cerdanya, en territorio español de Cataluña.

Toda la región de La Cerdanya se localiza a gran altura, motivo por el cual existen hasta seis estaciones de esquí, dos de esquí alpino y cuatro de esquí nórdico. La comarca ofrece también unas magníficas rutas senderistas.

Como en cualquier viaje, uno de los atractivos es la oportunidad de probar la gastronomía local. En el caso de La Cerdanya, destaca su exquisito trinxat, una receta tradicional a base de col, patatas, butifarra negra y tocino.

¿Qué encontrarás en La Molina?

Una estación de esquí ideal para cubrir las necesidades de cualquier esquiador. La Molina ofrece 71 kilómetros de pistas esquiables balizadas, repartidas en 68 pistas. Esta oferta tiene lugar en un marco incomparable, rodeada de cimas de más de 2.500 metros, y con todos los servicios necesarios para tu escapada a la nieve en familia, en pareja o con amigos.

Al ofrecer tantas pistas, La Molina es ideal para todos los niveles de esquiadores. Da igual que seas debutante o experto, hay pistas de todos. De mayor a menor dificultad: veinte verdes, azules, 22 rojas y siete negras, dotadas en total con hasta 512 cañones de nieve. El equipamiento es también de primer nivel, ya que las instalaciones disponen de 16 remontes mecánicos: una telecabina, dos telesillas desembragables, seis telesillas de pinza fija, tres telesquís y cuatro alfombras. En total, los remontes pueden dar servicio a casi 29.500 esquiadores y riders cada hora.

La Molina

Servicios para niños y otras actividades

Una de las cosas en las que se fija cualquier esquiador que viaja en familia son las facilidades que la estación ofrece para los niños. ¿Hay escuelas de esquí? ¿Actividades pensadas para ellos?

En La Molina encontrarás siete escuelas de esquí y snowboard, todas ellas con monitores titulados capaces de ofrecer la mejor formación tanto a niños como a novatos que quieran aprender a esquiar a una edad adulta. Estas escuelas también ofrecen cursos de perfeccionamiento, que te permitirán convertirte en un experto esquiador si no lo eres ya o mejorar tu técnica sobre la tabla de snow.

Como en la estación saben que a veces puede apetecer desconectar de tanta bajada, en La Molina encontrarás dos snowparks, bamps, un circuito de esquí de fondo, circuitos para raquetas de nieves, dos zonas de trineos preparadas para disfrutar de la experiencia de viajar en un trineo tirado por perros, rutas en quads y una pista de kilómetro lanzado. Todo esto a pocos metros de los apartamentos y hoteles en La Molina.

Además, fuera de la estación podrás apuntarte a una excursión en una máquina pisanieve en el área de la Fontcanaleta, a pasear en moto de nieve (en horario diurno o nocturno), en la zona de Alabaus, a realizar un inolvidable descenso nocturno con antorchas o a una excursión de marcha nórdica (diurna o nocturna). Podrás, incluso, bucear en aguas heladas, en Alabaus y la Costa Rasa. ¿Alguien da más?

Busca ya tu oferta para los fines de semana de enero y febrero, cuando podrás aprovechar las fiestas de Carnaval.

La Molina
CC. Aleix Cortés

A la estación de esquí de La Molina puedes acceder en transporte ferroviario, como sucede con La Vall de Núria.

Nota para el lector: cumpliendo con nuestra línea editorial, informamos que este es un artículo patrocinado.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba
Buscar