Saltear al contenido principal
El ‘sile, Nole’ Del Mercat De Sant Antoni

Mercado_vista

Y cuando parece que cualquier vestigio de tradición ha desaparecido por completo –al menos esa es la sensación que tenemos cada vez más–, va y nos topamos con algo en la cara. ¡Zas!

Dar una vuelta un domingo soleado por Barcelona puede parecer un tanto típico de cualquier ciudad mediterránea, sobre todo las latinas por aquello de la cultura en la calle. Visita de rigor a algún mercadillo, compras, un vermuth –si nos encontramos en Madrid–, una buena caña con algún amigo, un aperitivo antes de ir a comer a casa, un refresco (sin alcohol) en algún bar con los que la noche anterior te fuiste de copas y que tienen la misma resaca que tú…

Quedar los domingos por la mañana es sinónimo de contar batallitas, de charlar y de terminar el fin de semana recargando energías, a veces con las gafas de sol puestas.

Fotos_2

En la Ciudad Condal es otra cosa si te acercas al Mercat de Sant Antoni, en el corazón del barrio homónimo. Allí lo que se hace principalmente es cambiar cromos. ¿Te acuerdas del sile nole, ese trueque que utilizábamos para decirle al amigo que ‘sí, teníamos el cromo o no’ para poder cambiarlos?… Pues aquí en Barcelona esto sigue estando de moda, y la verdad es que da mucho gusto ver que estas tradiciones no se han perdido, más aún en la época tecnológica en la que vivimos.

Desde los más pequeños –algunos hasta con un cuaderno debida y ordenadamente cumplimentado sobre todas sus colecciones–, padres, familias y amigos –unos más creciditos que otros– vienen todos los domingos hasta el Mercat de Sant Antoni (ahora en obras).

Un mercado de segunda mano

El olor es muy especial ya que recuerda a esa infancia, a ese colegio en donde todos pasábamos los recreos intentando conseguir ese cromo que nos hiciera terminar una colección. Capitán América, La vuelta al mundo en 80 días, David El Gnomo, hasta los más recientes como la saga de El Señor de los Anillos… Todos tienen en este lugar su hueco, hueco tradicional que, por fortuna, se sigue conservando de generación en generación.

Por otro lado, también hay un mercado de segunda mano, el de los libros, DVD, pósters, postales, y hasta colecciones de chapas de las botellas de cava. Y ya que estamos metidos en el pasado, sí, fotos, fotos antiguas en blanco y negro de Barcelona o de sus alrededores.

la foto 2

El Mercat de San Antoni, fechado en 1882, desde luego es un lugar atípico, y a la vez típico de la cultura popular, un imprescindible!… ¿Sile o nole visitarás si vas a Barcelona?

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Muy bien por las tradiciones que hay en estos sitios ya que la inmensa mayoria de lugares se han perdido estas cosas,antiguamente existian tiendas en muchas ciudades que cambiaban dos por uno en cromos y tambien tebeos pero ya no exiten.Bravo por estos eventos que todavia mantienen nuestra infancia y la de nuestro hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
×Close search
Buscar