Saltear al contenido principal
Sensaciones De Viajero Romántico: “Expectativas Salvajes”

Zonas como la Antártica (Chile) se nos escapan a la imaginación. Siempre se ha hablado de estos lugares como rincones reservados a los expedicionarios, a esos viajeros románticos del siglo XIX que nada les importaba y no tenían miedo. Frío, hambre, incomodidades, enfermedades… imparables. Hoy estos espacios denominados –por muchas de guías de viaje– rutas de aventura, se convierten en algo más tangible gracias a vídeos como los que se han preparado para promover esta y varias áreas más del país chileno.

La campaña denominada “Expectativas salvajes” consta de vídeos de dos minutos de duración y se ajusta para motivar el turismo de cualquier persona y, también, para satisfacer sus instintos salvajes disfrutando de la vida silvestre en Chile.

No sabemos realmente qué vamos a encontrar

La idea es poder disfrutar audiovisualmente, y de una forma diferente, atrevida y salvaje, del país más austral del continente americano. Zonas como el Desierto, Selva Fría, La Patagonia y la ya nombrada Antártica, son la clave en la temática de “Expectativas salvajes”. Además, el público puede deleitarse con dos guías, una chilena y una de Sudáfrica.

Y es que frases como “tienes que vivirlo antes de morir”, “uno de los pocos lugares salvajes que quedan en el planeta”, “todo aquí evolucionó sin seres humanos”, “si eres silencioso y paciente”, “no sabemos realmente qué vamos a encontrar”… son expresiones que ya en muy pocos viajes se oyen. Todo se ha masificado y, en parte, hemos perdido a veces esa visión de antaño, del descubrir, del observar, de aprender de los demás y de experimentar.

Ahora lo tienes más a mano, puedes experimentar desde el sofá de tu hogar lo que aquellos expedicionarios románticos parecieron en el siglo XIX: lo sensible y lo imprevisto de un viaje.

Babilonia's Travel

Preferimos observar el contexto, captar instantáneas con el alma a través de una buena conversación que no con un teleobjetivo, elevamos el arte al nivel cultural que se merece en detrimento de la fotografía, y encontramos historias que suceden rápido pero que hay que entender. De este modo la experiencia se queda más dentro, se añade a tu currículum de vida, y tiene más valor espiritual que contar los países visitados. Si como añadido a esta línea de viaje le sumamos aquello con lo que trabajamos siempre, la infografía y la ilustración, resulta un viaje con un toque interpretativo añadido extra. Diferente a lo convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba